La otra cara de la moneda con respecto a lo que ha sido la crisis económica china, ha sido el crecimiento y recuperación porcentual de la economía estadounidense y por supuesto de la divisa más común como medio de inversión en todo el mundo, el dólar.




Gracias a esto la curva de valor que hace unos años nos tenía acostumbrados a un prolongado descenso marcando el fenómeno recesivo de la economía estadounidense producto de los prolongados efectos de la crisis inmobiliaria de principios de siglo ha llegado a su punto de inflexión marcando ahora un nuevo cambio de curso hacia el ascenso continuo.

Por supuesto esto ha ido de la mano con un crecimiento sostenido en el producto interno bruto de la nación norteamericana el cual se ha ido manteniendo más o menos constante desde mediados del año 2015.

Actualmente al menos en la primera mitad del 2016, todo parece indicar que este será un gran año para el dólar estadounidense en Forex así como para la economía de la nación en general, todo en parte motivado al impulso que esta ha recibido de la caída en el precio de las materias primas y a al sobre oferta de crudo la cual se mantiene pese a los esfuerzos prolongados de los países exportadores por cambiar el rumbo del precio del barril el cual hasta ahora comienza a registrar un alza después de muchos meses.

Si a esto le sumamos el hecho de que las acciones de las principales compañías estadounidenses siguen registrando prospecciones al alza gracias al liderato que mantienen y proyectan mantener en el mercado al menos durante buena parte de este año, nos encontramos con una economía medianamente solida a largo plazo que salvo por un gran evento inesperado, debería seguir creciendo más allá del primer semestre de 2016.

Todo esto le lleva al enunciado principal en lo que respecta al ámbito del dólar como divisa de inversión ya que actualmente es viable invertir en sus pares con respecto a monedas como el euro o la libra esterlina.