El peinado puede ser determinante para favorecer o empeorar el aspecto de una persona. Un peinado es capaz de ocultar determinados rasgos, como hacer la cara más pequeña o, al contrario, un poco más ancha, realzar unos pómulos, incluso conseguir que el cuello parezca más largo.

Trucos y Consejos para aplicar un buen peinado

Por todo ello, para que el peinado favorezca, no hay más que seguir unas cuantas reglas. Para parecer más delgada se ha de apostar por el volumen; un pelo con mucho cuerpo consigue, por contraste, que la silueta parezca más estilizada. También son indicadas las melenas por encima del hombro.


Si el problema son unos hombros demasiado estrechos, la solución está en cubrirlos. Si por el contrario, son demasiado anchos, hay que evitar las melenas geométricas o con cortes muy angulosos y es preferible cubrir los hombros con el cabello pero con el máximo de movimiento.

Para alargar un cuello demasiado corto, evitar las melenas que llegan al hombro; la medida ideal es hasta la barbilla o por debajo de los hombros, o bien llevar el pelo cortó. Cuando el cuello es grueso lo más aconsejable es cubrirlo.

Para alargar la figura el pelo corto es perfecto; el volumen en la parte alta de la cabeza también hará parecer más alta.