Para lucir una belleza natural no hay nada mejor que usar las virtudes innatas de muchos productos de alimentación de lo más corriente. La despensa y la nevera son una fuente inagotable de productos de belleza naturales.

Existen un sinfín de especias, aceites, harinas, frutas, verduras y productos lácteos con numerosas propiedades beneficiosas para el cuidado personal.

Trucos y Consejos para lucir bella

La harina de trigo se utiliza en mascarillas faciales o cremas de manos; para suavizar la piel, se introduce un puñado en una bolsita de gasa y se usa en el baño. El germen de trigo y los copos de avena se usan en mascarillas y cremas. Estos productos suavizan y nutren la piel y son unos fantásticos exfoliantes que ayudan a eliminar las células muertas.

Los huevos, por su parte, se emplean en tónicos proteínicos para el cabello, acondicionadores, champús y cremas protectoras de las manos.

La leche, que es muy rica en elementos nutritivos que la piel absorbe con facilidad, se utiliza en la elaboración de cremas faciales, leches nutritivas, limpiadoras y preparados para el baño. Las propiedades de la miel también son innumerables, ya que suaviza, sana, alivia y alimenta la piel.