Todo el mundo debería ir a la sala de pesas o gimnasio habitualmente.¿Que beneficios tiene ir a la sala de pesas o gimnasio? son muchos los beneficios…




Hasta hace poco, no se consideraba tan importante acudir a la sala de pesas o gimnasio, pero las cosas están cambiando y poco a poco, va cogiendo más importancia. En especial, últimamente.
Ahora este tipo de entrenamientos se pueden ver cada vez más en redes sociales, tanto de famosos como de gente de a pie, y esto motiva también a un acercamiento de la gente que ve los resultados reales que puede proporcionarles.

Aumenta la fuerza

Este es uno de los efectos más obvios y evidentes que el programa de entrenamiento proporciona. Tu fuerza física se verá aumentada (también la mental) si acudes habitualmente a la sala de pesas o gym , y ser físicamente fuerte tiene un montón de efectos increíbles de los que te darás cuenta.
Como que no estarás intimidado en la zona de pesas del gimnasio ya; estarás totalmente cómodo.
Pero no solo es esto, también date cuenta que tu vida será más fácil. Las escaleras, los paseos largos, las mudanzas… Nunca tendrás que pensártelo dos veces antes de coger en brazos cajas, o la compra, o a tus hijos. Por no hablar de la hora de poner las inevitables cadenas cuando vas a la nieve en invierno. Las cosas que antes te parecían difíciles, te dejaban cansado, destrozado y sin aliento durante días, pasarán a ser incluso divertidas gracias a haber cambiado tu cuerpo con ejercicios de fuerza.


Aumenta la masa muscular

Afrontémoslo, la mayoría de nosotros empezamos estos entrenamientos para estar mejor con nuestro físico, sobre todo desnudos, porque esta es la mejor manera de alcanzar esta meta.
Desafortunadamente, la mayoría de personas “fit” hacen más cardio, yoga u otras formas de ejercicio que tienen otro tipo de beneficios pero no los que este daría en cuanto a crear músculo se refiere.
Esta gente se ve muy delgada y tiene el fenómeno llamado “fofisano”.Lo cual quiere decir que estas en forma , pero en realidad no lo están. Su masa muscular es baja y, normalmente, solo lucen bien con ropa puesta. Este efecto se da sobre todo en mujeres, que además son las que más huyen de este tipo de entrenamiento, por pensar, erróneamente, que esto les llevará a desarrollar una masa muscular excesiva que las hará parecer varoniles.

Pero no se dan cuenta que, sin hacer este tipo de ejercicios en la sala de pesas o gym , a pesar de estar delgadas, suelen tener zonas conflictivas como glúteos “caídos”, zonas con celulitis o flacidez, vientre no del todo plano… especialmente las mujeres.

Se representa especialmente en mujeres porque son las más propensas a sufrir esta clase de inconvenientes debido a los ciclos hormonales, los embarazos… etc.
La única manera de acabar con este fenómeno de el “fofisano” es haciendo este tipo de deporte, tanto para chicas como para chicos. Es la única forma en la que la piel se vuelve a tensar, se hace más resistente y por tanto aporta más resistencia a la caída, se levantan las partes conflictivas, se acaba en la mayor parte de casos con la celulitis… Y también es la única en la que los chicos pueden crear volumen naturalmente para lucir el cuerpo que siempre han deseado.




Adelgazan
Al igual que el cardio, el entrenamiento de fuerza quema grasas también. Aunque no tan rápido como el primero, los ejercicios de fuerza pueden considerarse una inversión en grasas que quemarás a más largo plazo, puesto que sus efectos duran hasta 72 horas después del entrenamiento. La mayoría de gente usa el cardio para perder los 4-5 kg que le sobran, pero la mayoría de entrenadores coinciden en que sería mejor que para perder esa cantidad, se centrar en los ejercicios de fuerza sobre todo, aunque combinarlos, por supuesto, sería lo ideal.
Por otro lado, aumentar la masa muscular hace que tu metabolismo basal aumente. O sea, cuánto más grandes sean tus músculos más calorías necesitará tu cuerpo para moverlos, por lo que comiendo lo mismo que antes, estarás adelgazando más y esto puede jugar muy a tu favor.

Ir a la sala de pesas puede cambiar tu vida


Mejora la postura

Muchos de nosotros parecemos deprimidos, enfermos, o incluso gordos, solo porque tenemos una mala postura. Nuestro estilo de vida actual consiste en pasar la mayor parte del tiempo sentados con la cabeza hacia abajo, postura con la cual, la columna vertebral sufre.
Si reforzásemos los músculos de la espalda, entre otros, nos obligarían a mantener una mejor posición y sobre todo, a aparentar una postura más saludable haciéndote sentir mucho más atractivo, fuerte y alto a su vez. Te mejorará toda la percepción sobre ti mismo, porque hay pruebas de que los pensamientos (positivos/negativos) cambian significativamente cuando los participantes los escribieron en una buena postura (positivos), que cuando los escribieron en una mala.
Mejora el esqueleto

Construir y mantener buena densidad en los huesos es importante para todos nosotros, pero especialmente cuando vamos haciéndonos mayores. Tener los huesos fuertes significa tener menos riesgo de rotura, lo cual es muy común y más difícil de recuperar cuando ya tienes una edad avanzada. Especialmente, este tipo de roturas, es común en las señoras mayores. Las mujeres son más propensas a sufrir pérdida de densidad ósea debido a la menopausia. En estos casos, el entrenamiento de fuerza puede ser mucho más útil para recuperar la densidad, que de cardio.

Los huesos responden aumentando su densidad en respuesta a los ejercicios compresivos de fuerza. Estos, sentadillas, patadas al aire, dominadas, etc… son muy efectivos creando masa muscular e incrementando la reestructuración de huesos para formar una estructura más densa, fuerte y resistente.

Mejora la función cerebral
Es sabido desde hace mucho que el ejercicio cardiovascular creaba cambios físicos en el cerebro por la estimulación del crecimiento de células cerebrales. Sabemos que el entrenamiento de fuerza aporta beneficios cerebrales también. De acuerdo con la Dr. Teresa Liu-Ambrose, el entrenamiento con peso puede cambiar beneficiosamente la estructura del cerebro.
A pesar de que la mayoría de estas investigaciones son nuevas han demostrado que incluso un pequeño entrenamiento de estas características, aunque sea de dos veces por semana, ya produce este cambio estructural en el cerebro.

Entrenar y ganar masa muscular en la sala de pesas o gym, puede literalmente transformarte. Puedes empezar débil y frágil y acabar siendo fuerte, sólido y resistente. Además, esta es la única manera en la que los chicos van a poder conseguir volumen en sus bíceps para lucir camisetas de tirantes y la única en que las chicas conseguirán los glúteos que siempre han soñado. De hecho, la mayoría de las famosas y modelos se centran principalmente en los ejercicios de fuerza cuando tienen que preparase para algún acto.
Pero, recuérdalo, el entrenamiento de fuerza es mucho más que levantar pesas, construir músculo y lucir genial. Es vitalidad, energía, confianza e independencia. Una vez experimentas sus beneficios, entenderás cómo puede cambiar completamente no solo tu cuerpo, sino también a ti.