Te preparas tu pauta de deporte, te preparas el bolso del gimnasio, y todo lo que conlleva y a pesar de llegar cansado del trabajo te preparas…




Para la sala de pesas, necesitas una gran motivación para arrastrarte a ti mismo al gimnasio esperando sentir orgullo por el ejercicio hecho por la noche.
Y al final llegas a la zona de pesas y ves a enormes hombres musculosos que no tienen cara de querer compartirlas.

Ir al gimnasio es un buen habito, pero para las mujeres puede ser un juego de azar, ya que es difícil sentirse como en casa si la esbelta mujer de la cinta de correr de al lado, la cual va hasta maquillada te mira los brazos y te responde con una sonrisa de suficiencia.

Puede ser aún más difícil para las mujeres que se sientan cómodas en la sala de pesas, ya que suele estar llena de hombres que su meta es ocupar cada vez más espacio con sus cuerpos.

Al final si encuentras la sala de pesas vacía, al poco te verás rodeado o rodeada de hombres esperando a que acabes para hacer levantamiento de pesas “real”.

Nos queda un largo camino por recorrer para criar a nuestras hijas para que se vean poderosas y aprecien su cuerpo, sus músculos y sus habilidades atléticas.

Esta es la cosa: El entrenamiento de fuerza es importante para las mujeres.
Ser más fuerte no solo ayuda a sentirse más seguro sino que previene daños y mantiene el cuerpo preparado para cualquier tarea a loó largo del día. Y la masa de musculo sin grasa que desarrollamos levantando pesas, ayuda al cuerpo a quemar calorías incluso cuando se está en reposo.

“La mayoría de nosotros somos culpables de hacer solo en lo que somos buenos y lo que nos hace sentir cómodos” dice James Kilgallon, Un especialista certificado sobre la fuerza. “Es común “Es común encontrar hombres que solo les gusta hacer pesas y mujeres que no salen de los ejercicios de cardío. Pero una de las mejores cosas que podemos hacer para obtener resultados es tener variedad en la tabla de ejercicios”.

Muchas mujeres se preguntarán si hacer pesas no les hará ponerse demasiado musculosas. No te preocupes por parecerte a esos hombres “Hulk” que gruñen cada vez que levantan una pesa. “La verdad es que tendrías que irte al extremo y levantar pesas constantemente” “Y si te interesa el ejercicio para verte o sentirte mejor te harías un favor incluyendo en tu rutina algún tipo de ejercicio para aumentar tu fuerza o musculatura.

Considera el gimnasio como lo que es, un sitio donde todos son miembros tú incluido, y con derecho a todas las áreas, máquinas y herramientas que tiene. Las máquinas de cardio o los ejercicios de yoga no tienen por qué ser solo para mujeres ni las pesas para los hombres. Y por supuesto, que el gimnasio no es un sitio solo para la gente que parecen modelos.
Como hacerte con la sala de pesas.




Cuando quieras usar las pesas, hazte valer y usa las maquinas que quieras. Si están ocupadas, hay que esperar tu turno, claro, pero también se puede preguntar a quien las usa si puedes usarlas en sus descansos, eso sí cuando acabes de ponerlas en su estado estándar.
Y si alguien te pregunta si puede usar algo entre tus sets de ejercicios, déjalos, pero sin que afecte a tu actividad con la maquina o al tiempo para acabar.
Ahora, acéptalo, puedes decirte a ti mismo que es como tu segunda casa, hasta estar azul, pero eso ayuda si sabes lo que estás haciendo.

Puedes empezar con esta corta rutina libre de peso diseñada por James. Esto ayudara a ir construyendo tu confianza para darle un buen uso al gimnasio. ¡Practica esta pauta, disfruta de los beneficios de un cuerpo más fuerte, y haz tuyo esa sala de pesas!