Todos sabemos como ha aumentado la radiación solar en estos años por eso debemos tener gran cuidado sobre todo con los niños pequeños eligiendo una buena cremas solares.La piel del niño es mucho más frágil que la de los adultos y necesita cuidados especiales antes de tomar el sol.


Trucos y Consejos para elegir una crema solar

Durante los primeros días, la exposición al sol debe ser progresiva, utilizando siempre cremas con un índice de protección elevado, que podrá reducirse paulatinamente. El bronceado obtenido será así más bello, uniforme y, sobre todo, duradero.

Es importante elegir el índice de protección adecuado a la intensidad solar y al tipo de piel. Las zonas más sensibles, como la cara y el pecho, tienen que protegerse más.

Quienes tienen la piel clara suelen necesitar gafas de sol, sombreros, camisetas y sombrillas. Es aconsejable que los niños menores de tres años no tomen directamente el sol, que usen una crema solar adecuada y un gorro para protegerse la cabeza. Los pequeños tienen que evitar los momentos de mayor intensidad solar y beber mucha agua.

Además, aunque algunos productos solares sean resistentes al agua, secar al niño con una toalla tras el baño suele eliminar la crema protectora, por lo que se debe volver a aplicar. Tampoco hay que olvidar el reflejo solar: la arena clara y el mar aumentan las dosis de rayos ultravioleta.