Se demuestra que nuestro cerebro necesita naturaleza para estar sano. Los científicos aseguran que pasear por la naturaleza afecta al cerebro.¿Te gustaría tener un día más productivo de trabajo? ¿Y una vida más feliz? Entonces deberías coger el camino de la ciencia para conseguirlo.

El camino en particular que la mayoría de ciudadanos toma a diario, puede tener más impacto en nuestra mente de te imaginas. A parte de la jungla de asfalto de la que cada vez cuesta más escaparse, hay otro ambiente que puede ayudarte a luchar contra el estrés, la ansiedad y la depresión y nuestro cerebro cerebro necesita naturaleza.

Pasear por la naturaleza es bueno para la ansiedad y la depresión




Estar encerrado en altos edificios y oficinas está ligado a desordenes psicológicos como puedes ser la ansiedad y la depresión y la consiguiente incapacidad de atención y concentración en el trabajo. En el artículo del New York Times, “Como la naturaleza afecta al cerebro” por Gretchen Reynolds, se explica que la gente que vive en ciudades pasa más tiempo melancólica, o sea que tienen en mente una serie de pensamientos sobre lo que está mal con ellos mismos o lo que va mal en sus vidas. El estudio compara a los que viven en una zona de ciudad muy poblada y los viven o pasan más tiempo entre árboles y zonas verdes.
Dar paseos por la naturaleza también ayuda a mejor la concentración y la atención.

Si no tienes un parque de camino al trabajo o no puedes librarte del trayecto por carretera, aun tienes otras opciones. El Diario de Psicología Medioambiental, sugiere que hasta un descanso pequeño observando la naturaleza puede ayudar con problemas psicológicos como pueden ser la poca capacidad de atención. El estudio se centró en dos grupos de personas. Unas tenían que ver paisajes de hormigón y otros paisajes verdes y descubrieron que los que vieron un ambiente natural cometían menos errores y eran más conscientes a la hora de responder a las tareas asignadas. Vivir y trabajar rodeados de miles d personas y hormigón drenan tus recursos mentales y son malos para la atención. Mientras que ver lugares con árboles, como parques y espacios verdes, ayudan a tener una mente mucho más tranquila, pero activa a la vez.
Observar la naturaleza ayuda a escapar a la mente de las preocupaciones diarias.

¿Cómo ayuda la naturaleza con la depresión y la sensación de ansiedad y nos da una mejor concentración? Desde una perspectiva lógica, tiene sentido que estar rodeado de miles de personas, mucho tráfico, y hormigón nos haga sentir más ansiedad, y más infelices. Pero… ¿Por qué la naturaleza tendría un efecto mayor en nuestra mente? La naturaleza da al cerebro una sensación de calma y paz. La presencia de agua, arboles, en espacios abiertos y verdes, hace que la mente pueda escaparse de las preocupaciones del día a día. Es como que trae de vuelta la simplicidad de la vida. La naturaleza, literalmente cambia nuestro cerebro.

No solo los que están más expuestos a la naturaleza tienen una mentalidad más sana, sino que también disfrutan de una mayor calidad de salud física. Un buen ejemplo se muestra en el artículo “El valor de un árbol” por Alex Hutchinson, muestra que los pacientes con habitación con vista a espacios verdes y comparado con los que tienen de vista una pared de ladrillos, se recuperan más rápido. De hecho, los investigadores están descubriendo que rodearte por la naturaleza puede ser una de las formas más poderosas de librarse del estrés.

El cerebro necesita naturaleza para sentirse sano

Tomar 20 minutos de desvío por la carretera para tener una vista más rustica, o irse a un parque rodeado de verde, son pequeños cambios que podemos hacer cada día y saber que nuestro cerebro necesita naturaleza. Poner un fondo de escritorio con un paisaje verdes, o pon en tu pared arte visual con océanos y el cielo. Pasa la mayoría de tus descansos fuera, planea ir más a menudo al parque o ve a correr por la orilla del agua, ya sea un rio o el mar. Decántate por techos verdes, y por supuesto haz un esfuerzo por ir a la naturaleza y disfrutarla. Es normal que no se cure la ansiedad y la depresión fácilmente si lo que necesitas es la tranquilidad y estar en un ambiente natural.