Las 7 Razones de porque los amantes del café viven más.El café es uno de los hábitos que todo el mundo promete dejar en año nuevo. Las razones de porqué es uno de los hábitos desechados son numerosas. Los accidentes que produce, las manchas que deja y el gasto que genera son solo unas de las pocas razones por las que la mayoría de la gente quiere quitarse este hábito.

Afortunadamente, para los que les gusta el café, la idea de la necesidad de tener que dejar el café está equivocada. Investigaciones sugieren que hay grandes beneficios en beber café. De hecho son 20 estudios los que sugieren que la gente que bebe café vive más que aquellos que lo dejan. El resultado es que la gente que bebe café tiene un 14% menos de riesgo de morir prematuramente por cualquier causa, comparado con la gente que lo deja. Aunque se cambie a café descafeinado, eso no hace que baje el riesgo.

Los que están ahorrando para un blanqueamiento dental se preguntarán como puede ser posible, ya que parece contradictorio que una de sus mayores adicciones puede ser buena.




Por eso aquí hay siete razones por las cuales el café puede alargar la vida para los amantes del café:

Beber café evita los accidentes cardiovasculares.

Un estudio reciente publicado por la Asociación americana del corazón, descubrió que los que beben una taza de café al día tenía un 20% menos de riesgo de sufrir un derrame cerebral durante la próxima década. Este estudio fue muy innovador porque normalmente, son las propiedades que se encuentran en el té.

Beber café evita las enfermedades neurológicas.

El café puede protegerte de enfermedades neurológicas que con frecuencia acompañan a la edad. Algunos estudios demuestran que los que beben café tienen hasta un 65% menos d riesgo de desarrollar demencia y Alzheimer. También tienen entre un 32 y un 60% menos de riesgo de desarrollar un Parkinson

Beber café previene las enfermedades cardiacas.

Beber café es bueno para el corazón por la cantidad de cafeína que tiene.

La cafeína es buna para tu corazón en pequeñas dosis, porque tiene un efecto positivo en tu metabolismo. No solo estimula tu sistema central nervioso sino que también libera los ácidos grasos de los tejidos adiposos.

Por supuesto, mucha cafeína puede ser malo para el corazón. Aunque la relación real del café con las enfermedades coronarias actualmente está en disputa. En cualquier caso, una taza, incluso dos tazas de café al día puede ser buenas para tu corazón.

El café previene la diabetes tipo 2.

Beber café puede prevenir esta clase de diabetes.

Un estudio en 2004 sugirió que tomar café antes de comer puede provocar un nivel d glucosa más alto después de las comidas. También provoca una resistencia más alta a la insulina, lo que es bueno para prevenir la diabetes.

De todas formas esto no funciona para tratar la diabetes de tipo2. Tomar café tiene efectos negativos en las personas que ya sufren la enfermedad y están en tratamiento.

 

Beber café ayuda a quemar la grasa.

Como se ha dicho antes, la cafeína tiene un efecto en bastantes procesos metabólicos. También tiene efecto en el ritmo del metabolismo incrementándolo de un 3 a un 11%. Cuando el metabolismo se estimula, es más fácil quemar el exceso de grasa. Algunos estudios muestran que puede ayudar a quemar hasta un 10% de grasa de aquellos que son obesos y un 29% de grasa de los ya delgados.

Eso sí, un chocolate blanco de mocha con sirope de frambuesa y extra de nata montada no te ayudará a adelgazar. El azúcar puede neutralizar los efectos de la cafeína.




El café ayuda a proteger el hígado.

El hígado es esencial para vivir pero puede tener unas cuantas enfermedades comunes. Estas enfermedades pueden desarrollar en cirrosis, que hace que el hígado se vuelve inservible porque se convierte en un tejido como de cicatrices.

Beber café puede ayudar a evitar una cirrosis. Los que beben al menos cuatro tazas de café tienen un 80% menos de riesgo de cirrosis que los que beben menos.

Así que amantes del café ya podéis estar contentos. Los baristas o expertos en café están creando la bebida para la inmortalidad. Por supuesto, este 15% más de esperanza de vida solo es así para los no fumadores. Si quieres quitarte un vicio, que no sea el café.

Beber café previene el suicidio.

Un estudio realizado en Harvard en 2013 demostró una relación entre beber café y un riesgo más bajo de suicidio. El estudio encontró que adultos que beben dos o cuatro tazas d café al día tienen la mitad de probabilidades de cometer un suicidio comparado a esos que beben un poco o nada. El estudio también encontró que esto no solo era verdad si el café era con cafeína. Los que beben descafeinado están en la misma categoría que los que no beben café.

Los resultados de esto estudio vuelven a la cafeína. La cafeína, dosis saludables, puede actuar como un antidepresivo suave ayudando a tu cerebro a producir más dopamina, serotonina noradrenalina.

Lo mejor para los amantes del café