Los 10 sorprendentes beneficios de masticar chicle. A mucha gente le gusta mascar esta goma de sabores, cuando conduce, pasea, o está en cualquier sitio, ya sea para tener un buen aliento, o quitarse las ganas de comer algo dulce sin comer nada. Pero si te detienes a pensar en ello, podrás ver que el chicle tiene otros muchos beneficios muy buenos.




Por supuesto como pasa con todo en esta vida, masticar mucho chicle puede causar problemas, como migrañas. De todas formas, muchos estudios han relacionado el comer chicle moderadamente tiene muchos beneficios sorprendentes.

Aquí tienes diez de estos beneficios de masticar chicle.

1. Mascar o comer chicle ayuda con la acidez y los flujos gástricos.
Masticar chicle después de las comidas, también ayuda con los reflujos gástricos y otros síntomas de la acidez, ya que reduce el ácido en el esófago gracias al aumento de producción de saliva.
Evita el chicle si no has comido, porque la producción de estos ácidos digestivos puede provocar hinchazón.

2. Comer o mascar chicle, ayuda con los malos hábitos de alimentación y controlar el peso.

Un estudio salido de la Universidad de Luisiana mostró que la gente que masticaba o come chicle después de la comida tiene menos ganas de comer a lo largo del día. Tenían menos ganas de comer comidas altas en calorías los que habían masticado chicle de una hora a tres horas después de comer. No es que mientras comamos chicle vayamos a quemar calorías automáticamente, sino que al quitarte la sensación de hambre, te ayuda a comer menos y controlar así tu peso.

3. Masticar chicle ayuda a la digestión.

Aunque masticar chicle no ayuda directamente en la digestión de la comida, mejora la actuación del sistema digestivo. Lo hace estimulando el flujo de la saliva en la boca, haciendo que las glándulas salivales saliven activando así el proceso digestivo, incluyendo el flujo de bilis y otros ácidos útiles y enzimas que ayudan a digerir los alimentos.

4. Se pueden evitar las caries con el chicle.

Para evitar tener caries, lo mejor que podemos hacer es lavarnos los dientes regularmente, pero sabemos que no siempre se puede después de cada comida. Los chicles sin azúcar es la mejor alternativa si no puedes lavarte los dientes. La Asociación Dental Americana recomienda mascar chicles sin azúcar durante 20 minutos después de cada comida, ya que ha sido demostrado que reduce la placa, el sarro y la gingivitis, a la vez que cuida del esmalte de los dientes. Solo hay que estar seguros de que es un chicle sin azúcar, porque los que sí tienen, sí que provocan caries.

5. Evita tener la boca seca masticando chicle.

El chicle como se dijo antes estimula la producción de saliva hasta diez veces. Es una gran ayuda para evitar que se seque la boca y las molestias y problemas que acarrea.

6. Mascar chicle ayuda a mejorar la memoria y la actividad cognitiva.

Está demostrado que aumenta el riego sanguíneo en el cerebro de un 3 a un 40%. Esto es un aumento de oxígeno en el cerebro, que incrementa la función cerebral y su eficiencia. Las funciones cognitivas como la concentración, la memoria y la reacción mejora cuando se come chicle.

Andrew Sholey, un profesor del instituto británico de ciencias en Australia, ha descubierto que la memoria a corto plazo mejora un 35% masticando esta goma llamada chicle. Aun así, mastica mucho chicle, puede interferir con la memoria a corto plazo, así que hay que tener cuidado.

7. Masticar chile ayuda a soltar la energía nerviosa y el estrés.

Los psicólogos durante años han sabido que masticar chicle ayuda con la tensión y descargar la energía nerviosa reduciendo la hormona del estrés, cortisol, en el cuerpo. Cuando masticas goma en situaciones emocionalmente cargadas, te vas a sentir más calmado y en un estado de más alerta. Realmente, comer chicle puede ser un buen sustituto para los hábitos nerviosos, como morderse las uñas o mover la pierna cuando se siente ansiedad.

8. Masticar chicle ayuda a luchar contra los síntomas del resfriado.

Coger un resfriado nunca es algo que sea divertido y menos lo es acumular mocos y flemas. Por suerte, el chicle de menta puede ayudar a aliviar algunas de esas molestias. Aun así probablemente necesitarás algo más fuerte o un medicamento que termine de quitar esos mocos y flemas.

9. El chicle ayuda a combatir la dependencia de estimulantes adictivos.

Este beneficio viene de la actividad física que es masticar chicle. Cuando masticas chicle no solo te quitas las ganas de comer, sino que también puede evitar o ayudar con las ganas de estimulantes como son la cafeína o la nicotina del tabaco. Así que si, estás intentando dejar de fumar o algún hábito adictivo, el chicle será un buen aliado para esa batalla.

10. Mascar chicle ayuda con los gusanillos de las canciones pegadizas.

Es muy común que una canción pegadiza se nos quede, un 90% hemos sido víctimas de esto al menos una vez a la semana. Se le llama gusanillo, a una trocito de canción o melodía que se nos ha pegado en la cabeza y no importa lo que hagamos que no se nos va. Estos gusanillos no son peligrosos, pero pueden distraer mucho y ser poco placenteros a veces. La mayoría estamos indefensos ante ellos, y los sufrimos sin más. Pero ya no tendrás que sufrirlos porque los investigadores de la Universidad de Lectura de Reino Unido, ha hallado una cura para quitarnos este gusanillo. La mejor forma de tratar con las canciones pegadizas y el gusanillo que dejan es mascar chicle.

¡Ahora a masticar chicle!